Servicio urgencias

Si necesita más información póngase en contacto con nosotros pulsando aquí

Me encuentro 10€ tirados en la calle todos los meses (explicación al final*).

jueves 14 de julio de 2016

Me encuentro 10€ tirados en la calle todos los meses (explicación al final*).

El ahorro de energía debería ser una prioridad entre los consumidores, digo debería porque no lo es en la práctica. Un hogar de tipo medio puede ahorrar de media cerca de 300 euros anuales, el 27% de su factura de gas y electricidad, si mejora su equipamiento energético y cambian sus costumbres. En estos últimos años,  posiblemente por culpa de la crisis económica, lejos de mejorar los índices que analizan el equipamiento del hogar, el control energético que realizan los usuarios, el mantenimiento y la cultura de eficiencia de los hogares, se ha emporado respecto a años anteriores y ha vuelto a los niveles de 2004.

Como consecuencia de ese desinterés  se echa por tierra el potencial de ahorro de las familias, que suma 5.350 millones de euros al año. La energía susceptible de ser ahorrada, 50.804 GWh, equivale al consumo eléctrico de Andalucía durante un año y medio. Además, se evitaría la emisión a la atmósfera de 11,1 millones de toneladas de dióxido de carbono. El mayor ahorro energético está en los electrodomésticos, la iluminación y la calefacción. Los porcentajes son inferiores en los otros ámbitos estudiados, aire acondicionado y agua caliente sanitaria.

Algunos de los hábitos de eficiencia energética más extendidos son la utilización de termostatos para regular la temperatura o el uso eficiente de la lavadora y el lavavajillas (esperar siempre a llenar la lavadora para ponerla, lavar en frío y esperar siempre a llenar el lavavajillas para ponerlo). En cambio, permanecen como asignaturas pendientes la adopción de sistemas de gestión energética o domótica y un mejor mantenimiento de frigoríficos y congeladores.

A estos hábitos se podría añadir una gran desconocida para muchas personas y es la posibilidad del cambio de tarifa eléctrica con la misma potencia que tengamos actualmente, a una con discriminación horaria, que nos permite un ahorro de hasta un 40% en la factura eléctrica sin hacer grandes cambios en la forma de consumir energía, gastando la misma cantidad y sólo con el hecho de modificar el cuando la consumo.

Vamos a ilustrarlo con un ejemplo:

Imaginad que tenemos un gasto de luz de 500 kWh, el precio del kWh actualmente para una tarifa normal es de unos 0,13 €/kWh las 24h del día, estaríamos hablando de 65€ de gasto a los que aun tendríamos que aumentarle los impuestos eléctrico y de IVA.

Ahora vamos a hacer el mismo cálculo pero con la opción de discriminación horaria, la discriminación horaria consiste en dividir las 24 horas del día en 2 períodos, en verano tendríamos un precio P1 para el período que va de 13:00 a 23:00 (10h) que sería de 0,15 €/kWh y un período P2 las horas restantes (14h), es decir de 23:00 a 13:00 del día siguiente, en P2 el precio sería de 0,07 €/kWh. En invierno es el mismo sistema de 10 y 14h pero entrando una hora antes (de 12:00 a 22:00 y de 22:00 a 12:00)

Para los mismos 500kWh totales gastados divididos en los dos periodos tendríamos: 250kWh x 0,15€/kWh = 37.5€      +      250kWh x 0.07€/kWh = 17,5€, entonces 37,5+17,5 = 55€

Como conclusión, hemos gastado la misma energía, pero la diferente tarifa nos ha permitido ahorrar 10€ más impuestos sin hacer absolutamente NADA,*como si nos los hubiésemos encontrado en la calle, de ahí el título ;)

Si teneis dudas sobre algun aspecto de esta tarifa o de otro caso en particular, o de cómo gestionar este cambio podéis poneros en contacto con nosotros a través de esta página, o bien mandando un mail a oscar@electricidadanglo.com, o llamando al 646 475 385, o incluso preguntando si me veis por la calle jejej.

Saludos!